Thursday, April 16, 2015

Amar.

Tu sabes que te apoyo.
No va a gustarte lo que tengo que decir, pero aun así debo hacértelo saber.

Pienso que te equivocas. Y para mi es triste que pienses así.

Al escucharte, me doy cuenta del por qué y entiendo tu frustración y tu enojo, que quizás estés harto y quieras que las cosas cambien. Tienes que comprender que no es así de fácil, simplemente alejarse. No funciona así. No se puede afrontar así. Y la situación no es excusa para actuar mal. No es excusa para abandonar ni mucho menos lo es para odiar.

El amar, a pesar de, es una virtud que se cultiva en familia. Tiene una iniciativa propia y crece con la ayuda de los demás. Se que es mas fácil culpar a los demás por los errores que cometen, pero tomar el camino del perdón y luchar contra uno mismo para querer amar y querer perdonar, tiene mucho más valor.

Yo te apoyo, siempre. Sin importar qué y por que te amo, pero no puedo cruzarme de brazos a presenciar tal situación o voltear mi mirada y pretender que nada pasa. Quiero entender la otra versión de la historia y me gusta pensar que es mucho mas de lo que aparenta; tratar de encontrar la razón para ayudar opuesto a la razón para renunciar.

Y me duele. No es mi situación y la relación que tengo es poca como para intuir en su desarrollo. Pero si puedo, si me permites y si quieres, me gustaría ayudarte a entender el por qué del amor y el perdón.

Todos merecen amor y nada mas importa para ser merecedores de ese amor. Solo falta querer recibirlo y a su vez, darlo.